Videoconferencia, la mejor aliada de las empresas

El mundo ha cambiado en 2020 y, aunque las videoconferencias ya eran moneda corriente en la mayoría de las empresas, se volvieron una herramienta indispensable en un contexto que dió un giro de 360 grados a la forma de trabajar de muchos. 

Lo que antes era la forma de comunicación lógica para quienes tienen clientes/proveedores a kilómetros de distancia con los que es difícil mantener una reunión física, hoy se ha convertido en parte natural de nuestro día de trabajo. En muchos casos, y hasta que el contexto post COVID19 esté dado para regresar a las oficinas físicas, las videoconferencias se suceden al menos una vez al día – y muchas veces, más.

Para poder utilizar este tipo de comunicación es necesario contar con conexión a Internet, por lo que es aconsejable disponer de un buen servicio de Internet para empresas, que asegure en todo momento la conexión – incluso cuando haya algún fallo de sistema.

noticia-videoconferencia-1

Pero entonces, ¿no somos ya expertos en el tema? Aunque algunas recomendaciones pueden parecer obvias, las videoconferencias tienen aspectos que vale la pena revisar para sacarles el mayor provecho posible.

El lugar

A diferencia de una llamada telefónica, no olvides que en el caso de la videoconferencia, tu interlocutor te está viendo. Es importante elegir bien dónde harás la videoconferencia: no debe ser una zona transitada y con objetos que puedan distraer la atención de quien está del otro lado de la pantalla.

La imagen

Aunque estés en tu casa, no olvides presentarte a la videoconferencia con vestimenta adecuada. Cuida no solo tu imagen y tu lenguaje corporal y verbal, si no también lo que haces durante la videoconferencia: procura no caer en la tentación del multitasking (hacer otras cosas mientras estás en una reunión) e intenta mirar a la cámara lo más posible.

La tecnología

Antes de iniciar la videoconferencia, asegurate de que todo funcione correctamente: cámara, micrófono, dispositivo de salida de audio y, sobre todo, la conexión a internet. Si no estás seguro, haz una llamada de prueba con algún colega para confirmar que todo está bien configurado. Es importante que contrates un buen proveedor que ponga buena tecnología a disposición de tu empresa (ya sea en las computadoras personales de los empleados o en sala de videoconferencia).

noticia-videoconferencia-2

Videoconferencia, la mejor aliada de las empresas

Transformar las comunicaciones con Telefonía IP

Por qué las grandes empresas usan Cloud Computing